Car Sharing ¿Es interesante? Preguntas Frecuentes Contacto Asociación
     ¿Cómo funciona?| Ventajas | ¿Qué aporta? | ¿Por qué es beneficioso | Coste |
 

¿Por qué el Car Sharing es beneficioso para el transporte público?

 

Aunque el Car Sharing sólo tiene unos diez años de edad, ya ha demostrado su habilidad para complementar el transporte público.

 

La combinación de transporte público y Car Sharing crea una situación en la que ambos modos de transporte salen ganando porque juntos son más fuertes que separados. El transporte público gana más clientes porque los usuarios de Car Sharing tienden a tener comportamientos de movilidad más conscientes y usan el coche menos que los propietarios de utilitarios.

 

Un Car Sharing organizado completa la red de transportes sostenibles (transporte público, a pie o bicicleta). El Car Sharing trabaja como un seguro móvil para los casos en donde el transporte publico, a pie o en bicicleta no son los más convenientes (durante la noche, en viajes donde el transporte publico no está disponible, desaconsejable, o en las ocasiones donde el objeto es voluminoso-pesado y tienen que ser transportados, etc.)

 
 

Varios estudios han mostrado también que los clientes de Car Sharing que fueron propietarios de coche anteriormente, cambian su comportamiento de movilidad: reducen su kilometraje en coche y usan el transporte público más a menudo.

 

Un estudio realizado por Energy 2000 (programa Europeo), refleja lo ocurrido en Suiza.

 

La gente que ha dejado el coche como resultado de introducirse como usuario en el Car Sharing , ha reducido drásticamente el número de kilómetros de realizados en coche en una media de 6.700 kilometros (aprox. 72%) por año. Esta cifra ha sido compensado en otras modos de desplazamientos como son las motocicletas (+1.300 km.p.a.), bicicleta (+ 800 km .p.a) y sobre todo en el transporte público (+2.000 km.p.a.).

 

El cambio que operan los clientes de Car Sharing.

 
 

El Car Sharing fomenta la idea de que el coche sea siempre la última opción de transporte. Es decir, el ciudadano antes de pedir un coche, explora siempre las posibilidades del transporte público o del desplazamiento a pie o en bicicleta.

 

Dicho de otro modo, el cliente del sistema Car Sharing conoce con exactitud el coste de sus viajes, con lo cual tiende a un uso del vehículo muy racional y coherente propiciando una evidente reducción del uso del vehículo y al consiguiente aumento del uso del transporte público.

 

En definitiva, la optimización de los recursos de movilidad junto con el Car Sharing favorece la reducción del tráfico de vehículos privados, un mayor aprovechamiento del transporte público y una sustitución de viajes motorizados por desplazamientos de mayor sostenibilidad.

 
 
Euskara  |  Castellano
RSS